¿Qué es el CROAT?

Con casi 500 años de historia, el CROAT fue una de las monedas catalanas de más larga duración y penetración.

Era de plata y fue creada en 1285. Su existencia fue gracias al rey Pedro III el Grande de Aragón, Pedro I rey de Valencia y Pedro II conde de Barcelona. Era conocida como CROAT barcelonés y, también, como xamberg. En el anverso figuraba la efigie del conde de Barcelona, ​​y en el reverso, la gran cruz a la que debía el nombre la moneda.

Los últimos croat se hicieron en Barcelona los años 1705 y 1.706: primero, a nombre de Felipe V de Borbón y, después, de Carlos III de Austria.

El CROAT fue una parte importante de la historia del pueblo catalán y es por este motivo que nuestra criptomoneda adopta su nombre.

El CROAT, como altcoin , lleva la moneda catalana del pasado al futuro y ahora está aquí para hacer historia!

El proyecto CROAT Coin comenzó para satisfacer la necesidad de ofrecer una moneda virtual al pueblo catalán, creada no sólo debido a las necesidades económicas actuales, sino también por las históricas , culturales y personales.

Cataluña tiene un gran potencial económico y el CROAT es una herramienta muy poderosa para acelerar el desarrollo económico de nuestro territorio.

No ha sido creado por ninguna institución, gobierno u organización oficial, sino por un grupo de desarrolladores apasionados por Cataluña, con el objetivo de crear una herramienta destinada a ser utilizada por la gente, gobernada por la gente y que aporte beneficios directos a las personas.

«Aunque creemos firmemente en el futuro de Cataluña, no estamos políticamente suscritos a ningún grupo.»

Entre el grupo de desarrolladores hay personas con diferentes puntos de vista políticos, pero todos coinciden en un punto: creen en el futuro del CROAT Coin como El ALTCOIN CATALÁN .

«Las personas se merecen el derecho a tener acceso al CROAT, independientemente de sus opiniones políticas. Al fin y al cabo, es sólo dinero. Y creemos firmemente que la gente debería tener el derecho de gobernarlo y controlarlo, y no las instituciones, ni partidos políticos, ni bancos centrales «, afirman los creadores de la criptomoneda catalana .